10 razones por las cuales Diputado Gourzong debe de renunciar a su curul

Machos violentos en la Asamblea Legislativa: ¿Quién y cómo se legisla?

Resulta realmente preocupante que un hombre en un puesto de representación estatal como lo es una diputación, se dé el permiso por un lado de írsele a golpes a un asesor y por el otro que lo justifique sobre la base de que es de humanos equivocarse.

Voy a correr el riesgo de las consecuencias de que el diputado se ofenda ante mi crítica a su conducta, y les voy a exponer 10 razones por las cuales el diputado David Gourzong debe de renunciar a su curul.

Contexto

El día 12 de mayo de 2020, en plena pandemia del Covid-19, aun en cuarentena/autoconfinamiento, algunos diputados y diputadas intentaban  frenar el matrimonio igualitario en Costa Rica. Este debía empezar a regir el 26 de mayo, después de que la Sala Constitucional se pronunciara con respecto a la Opinión consultiva 24/7 de la Corte Interamericana de Derechos Humanos, estableciendo que se debían esperar 18 meses en consideración de su potestad de dimensionar los efectos de dicha sentencia constitucional, bajo el argumento de pretender evitar alteraciones a la paz social. La pretensión de la Sala era darle este tiempo a la Asamblea Legislativa para que pudieran, por fin, resolver el vacío legal con respecto a la protección de las parejas del mismo sexo. Este mandato ya se lo había hecho saber desde el 2010, pero la Asamblea falló cumplir con esa obligación por casi una década, por lo cual la Sala se la reiteró en el 2018. No obstante, en mayo del 2020 y la Asamblea Legislativa costarricense continuaba omitiendo atender este deber. Como una estrategia para demorar más la aprobación del Matrimonio en Costa Rica, ese 12 de mayo, algunos diputados y diputadas confabularon, incluso a pesar de sus compromisos políticos, para firmar una moción que le pedía a la Sala Constitucional una demora de 18 meses más, para poder aprobar, no el Matrimonio Igualitario como tal, sino otra figura que pudiera reconocer algunos derechos pero no todos, con la consecuencia de establecer categorías de personas según el reconocimiento de sus derechos. 

Fue en este contexto, según reportaron algunos medios de comunicación, que el diputado del Partido Liberación Nacional (PLN), David Gourzong, al recibir un un mensaje por Whatsapp de Giancarlo Casasola, asesor de otro diputado del PLN, Gustavo Viales,  quien también es el Secretario General de dicho partido, en el cual le decía “Tuvieron 18 meses y fueron absolutamente incapaces de ponerle la firma a un proyecto y promoverlo bien, ahora a 15 días, se les ocurre ser unos perfectos hps, se molestó con varios diputados y diputadas, bastante violento y salió de forma repentina a buscar a Casasola a su oficina. Fue ahí donde el diputado Gourzong agarró a golpes en la cara y en el cuerpo al asesor, el cual terminó en el servicio médico, siendo examinado por Medicatura Forense. Después de que esto se hiciera público, el diputado Gourzong sacó un comunicado y ante sus declaraciones en que justifica sus acciones violentas, tratando de enmascarar su agresión, me permito exponerles 10 razones por las cuales es imperativo que este diputado no sólo renuncie a su curul, sino también a su inmunidad, que rinda cuentas a la ciudadanía costarricense y que tome todas las acciones pertinentes para resarcir el daño social y cultural que ha causado al país además de a su víctima, sin importar que este también pudiera ser eventualmente tener que llevar un proceso administrativo.

1 El agresor es diputado de la República.

Estamos hablando nada más y nada menos de que el agresor es diputado. Por el puesto que ostenta, se espera de él una conducta diferenciada del resto de las personas y que esta sea impecable, proba, intachable, y esto incluye desde no ser deudor de la C.C.S.S. hasta no ser un hostigador sexual. No quiero decir con esto que a otras personas que no sean diputadas se les deba pasar por alto estas acciones, sino que ostentar una diputación, a pesar de la inmunidad legislativa, implica una mayor responsabilidad, y requiere mayor transparencia y mayor obligación de rendición de cuentas. No puede el diputado Gourzong creer que por el hecho de tener inmunidad, no se le reprochará lo que él mismo le reprocharía a otra persona que agreda a otra como él lo hizo. El ejemplo que él, como diputado da si sale impune de esta, es que toda agresión puede ser justificada y no sancionada. Con el número de femicidios en este país y la violencia intrafamiliar que aumenta, esto no es poca cosa. Gourzong debe de renunciar.

2 No hay proporcionalidad entre un insulto y golpes.

Aún si el diputado Gourzong se sintió sentido ofendido por el mensaje del asesor, hay que recordar que para repeler un ataque, debe de haber proporcionalidad. En este caso, hay una gran distancia entre la gravedad de un supuesto insulto a la de un golpe, y más aún con una pluralidad de golpes hizo que el asesor tuviera que ser atendido por los servicios médicos. Aún si esta situación se hubiera dado entre dos personas que no fueran agentes de estado, en un recinto estatal, en medio de una discusión pública que afecta a todo el país, no hay proporcionalidad entre el supuesto primer ataque dado por Casasola y la respuesta de supuesta defensa del diputado Gourzong. Una respuesta justificada hubiera sido la correspondiente denuncia del asesor, el cual hubiera sigo investigado, y de ser del caso, sancionado. La integridad física del diputado nunca estuvo en riesgo, para poder justificar un ataque con golpes, el cual resulta, sin duda, desmedido. Gourzong debe de renunciar.

3 Hay una relación de poder entre el diputado que agrede y el asesor que recibe los golpes.

El diputado Gourzong goza de una alta investidura que le asegura inmunidad, lo cual ha sido malentendido como permiso para hacer lo que les de la gana sin tener que asumir responsabilidad alguna. El asesor Casasola es un subalterno quien deberá enfrentar el hecho de que su puesto esté en juego, después de reclamarle a un diputado. Una de los elementos a considerar en que las consecuencias jurídicas y laborales entre un diputado y un asesor son muy distintas y que por lo tanto, condiciona sin duda el accionar y la respuesta. Gourzong debe de renunciar.

4 No puede existir un doble estándar.

En el comunicado del diputado Gourzong, él plantea que “es de humanos equivocarse”, refiriéndose a los golpes que le propinó al asesor Casasola por el reclamo que este último le hizo, pero que lo denunciará y perseguirá porque “no es propio que un asesor se atreva a insultar a los diputados y las diputadas en virtud de una diferencia de criterio”. Si no es propio, que un asesor insulte a quienes tienen una investidura legislativa, ¿No resulta obvio que tampoco es propio que un diputado aporree a un asesor? Gourzong debe de renunciar.

5 Atentar contra alguien con una investidura como diputación no justifica un ataque físico.

¿Cuántas veces se ha “atentado contra alguien con una investidura estatal”, desde el Presidente del gobierno de turno, hasta una jueza de la Republica? ¿Cuántas veces podemos pasar por alto y perdonar que alguien ante un insulto le caiga a golpes a otra persona? ¿Cuando por corrupción y abuso de poder por parte de las autoridades estatales y usemos una palabra que incluso puede tener diversos sentidos dependiendo del contexto, justificaran estas autoridades caernos a golpes? ¿Si en una manifestación un sindicato, un grupo de feministas, un grupo de estudiantes o cualquier otro grite un improperio porque están denunciando una violación a derechos, deberemos aceptar que nos golpeen porque le lastimamos el ego y el autoestima al funcionario publico? Gourzong debe de renunciar.

6 Todos los agresores piden perdón.

Un agresor, raramente, agrede una única vez. Un agresor, raramente, no pide perdón. Un agresor, raramente, toma acción, para nunca más volver a ser agresor. La respuesta de un hombre con masculinidad tóxica y respuestas explosivas, es siempre justificar lo que hizo, minimizarlo, de manera que la persona agredida termina siendo la culpable del ataque. En el comunicado del diputado Gourzong, el dice que se justifica diciendo que tuvo un detonante, y califica de bochornoso evento el que él le hubiera caído a golpes a un asesor. Por esta razón hay que dejar en claro que una agresión nunca tiene justificación, que el agresor siempre debe de asumir responsabilidad y que caerle a golpes a alguien NUNCA es un bochornoso eventos, sino un acto violento, una agresión y quien la ejecuta un agresor. Gourzong debe de renunciar.

7 No se defiende la dignidad de una mujer a golpes.

El diputado Gourzong, en una entrevista que le hizo un medio de comunicación, dice que la razón que le hizo “salirse de sus casillas”, fue la humillación a la dignidad de su madre. Irónicamente, las mujeres, de manera cotidiana somos víctimas de violencia de todo tipo, en todo momento y en todo lugar. En el hogar, en la calle, en los centros educativos, en el lugar de trabajo, en el estado incluyendo la Asamblea Legislativa. Con honestidad, no creo que la integridad ni la dignidad de la madre del diputado Gourzong, estuviera en juego por un reclamo que deriva de la función que ejerce como legislador. Por cierto, los insultos suelen ser sexista y misóginos, pero no creo que el diputado reaccione a golpes cada vez que alguien use una expresión sexista o misógina. Las declaraciones del diputado dejan campo para cuestionar su autocontrol pero sobre todo su capacidad de legislar si cree que un supuesto insulto justifica perder el control de sí mismo y caerle a golpes a alguien. Si él considera que no puede tolerar un insulto o una crítica, podríamos afirmar con toda certeza que no tiene ni las habilidades ni las capacidades para ser legislador, porque este puesto implica poder analizar los asuntos, sin dejarse guiar únicamente por su emocionalidad. Gourzong debe de renunciar.

8 Un insulto no es justificante de un ataque del diputado a un asesor.

En Costa Rica, la expresión “HP“, diminutivo para “hijueputa“, tiene muchísimos significados y usos. Puede ser usada para insultar (“Sos un HP por dejarme tirada“), para decir que algo es grave (“¡En qué HP problema me metí!“), para exagerar “¡Qué HP partido de futbol más bueno!“), que alguien es injusto (“Qué HP fuiste por no invitarme“), e incluso es usada de cariño “Cómo quiero yo a este HP.” No estoy pretendiendo, que el mensaje enviado por Casasola, tuviera una connotación cariñosa, pero si resulta extrañísimo – en realidad no lo es- que una expresión en Costa Rica, que es casi de uso diario, detonara en el diputado Gourzong, un ataque de furia que lo llevará a golpear en reiteradas ocasiones a un asesor por hacerle este un reclamo por su función legislativa. Gourzong debe de renunciar.

9 Atentar contra los Derechos Humanos implica también consecuencias.

Es evidente que en una democracia, los canales para discutir y diferir tienen que trascender los insultos y las conductas de masculinidades tóxicas. Eso es incuestionable, no obstante, recordemos que en Costa Rica, existen diversas clases de personas. Por un lado tenemos aquellas personas que tienen protección estatal de sus derechos (personas cisgénero y heterosexuales) y aquellas otras personas que no gozan de igual protección de sus derechos, los cuales ni siquiera son reconocidos (personas LBGTIQ). Que un diputado, considere pertinente postergar un mecanismo que vendría a brindar ese reconocimiento y protección, evidencia un trato discriminatorio, porque es desigual y no existe justificación más que un antojo. No podemos esperar que a alguien que le niegan sus derechos, alguien de su propio partido, se quede en silencio, y por favor, no se interprete como que justifico el mensaje enviado por el asesor, pero lo mínimo que podía tener el diputado Gourzong es empatía y entender la reacción de Casasola para no tomarlo como un ataque personal, sino a sus acciones como legislador. Gourzong debe de renunciar.

10 No podemos dejar impune un crimen de odio.

A mí no me queda duda, que ese estallido de ira del diputado Gourzong, como detallado por en varios medios de comunicación, que concluyó en una agresión intempestuosa, con alevosía y saña, a pesar de que pareciera que el asesor incluso intentó pedirle disculpas, como correspondía, revela el elemento que es la razón por la cual actuó de esta manera en contra de Casasola, sino que además es la razón por la cual firmó la moción para demorar la entrada en vigencia del matrimonio igualitario en Costa Rica: su homofobia. Homofobia que es la fobia a la homosexualidad y a los homosexuales (no es un lenguaje inclusivo pero incluye a lesbianas y personas bisexuales), implica muchas veces actos de odio que pueden incluso terminar en agresiones en contra de personas LBGTI e incluso causarles la muerte, sólo por su orientación sexual o su identidad de género, real o percibida. Eso fue lo que le ocurrió a Giancarlo Casasola, asesor legislativo agredido por el diputado Gourzong. Unos cuantos golpes podrían no pasar de eso, pero nos deja en evidencia que en Costa Rica los discursos de odio no son sancionados y los crímenes de odio sin invisibilizados y justificados. Todo esto a pesar, de que el diputado Gourzong, nos pide que excusemos su conducta porque un hombre atentó contra la dignidad de su madre al decirle supuestamente “puta“. Gourzong debe de renunciar.

Comunicado del diputado Gourzong

2 comentarios

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s